miércoles, 10 de marzo de 2010

Desaparece


Hoy me siento tan mal… y todo es por tu culpa.
Tú que me llamaste, tú que me tentaste, tú que te aferraste a mí…
Me mareas, me das dolor de cabeza, me das dolor de estomago. Por tu culpa me duele el alma, por tu culpa pienso que nada vale la pena, por tu culpa me desvanezco, por tu culpa me confundo de camino, por tu culpa ofendo a los demás, engaño a los demás.
Por tu culpa pongo en peligro mi vida… pero tienes algo, si, eres rebuscada, por mucho que me enfado conmigo, y te pido que te vallas quieres volver a mi, no entiendes un: “olvídame, desaparece, no te quiero conmigo, déjame vivir, déjame disfrutar…”
¿Acaso te he hecho algo para que me hagas la vida imposible? ¿Por qué me escogiste a mí? Yo, entre tantas y tantas chicas. ¿Por qué tienes que robarnos el alma? ¿Por qué te metes en nuestra cabeza? ¿Por qué nos haces cometer estupideces, sandeces, idioteces…?
Vete al infierno.
Déjanos en paz. Las que te conocemos, las que fuimos uña y carne contigo, no te queremos, no te necesitamos.
Desaparece de mi vida, olvídame. Déjame vivir, déjame disfrutar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario