lunes, 28 de junio de 2010


En la vida, si te paras a pensar, nos dan muchas oportunidades, muchos caminos que seguir y elegir.

De esos caminos, normalmente nos acogemos a los más fáciles y simples, pocas veces nos damos la oportunidad de hacer algo atrevido y fuera de lo normal, siempre nos paramos antes de tiempo pensando en un: “y si...”

Si te paras a pensar en todas estas verdades, te darás cuenta de que la vida pasa muy deprisa, y sin pausa alguna. Hay que saber elegir, saber utilizar la cabeza y recapacitar, pero también hay que vivir, hay que disfrutar el día a día, momento tras momento.

Date el gusto de escoger un camino atrevido y difícil y sacarlo a delante, date el gusto de decir en voz alta “lo he conseguido, después de todo no ha estado tan mal, ha sido difícil pero ha merecido la pena”

Vive por momentos, vive a través de tus acciones, no desperdicies las oportunidades que te dan, aprende a vivir, aprende a trabajar con ilusión, con fe y con ganas de un después.

1 comentario: