jueves, 15 de julio de 2010

Levantarse cada mañana con una sonrisa pintada en la cara. Parece imposible, pero es cierto. Hay circunstancias en la vida que lo permiten, sí. Incluso algunas que te obligan a hacerlo a ''agradecer'', por así decirlo, todo lo que tienes. Puedes dejarlo todo atrás por una persona, dejar cosas muy importantes para tí, pero que nunca te han echo tan feliz como esto, y apenas echarlas de menos. Sentirte llena, nunca vacía, de emoción. Vivir, cada día, una pequeña aventura. No vendrá ningún principe con su corcel blanco a buscarme a la más alta torre, como en cualquier cuento barato. Será mejor aún. Estaré contigo, cada día te robaré un sonrisa, te daré mil besos acompañados de mil te quieros.

2 comentarios:

  1. holaa!! me paos.. me gusta mucho tu blog.. osea me encanta lo que escribis!! te espero por el mio.. espero que te guste besoo ah y te sigo (:

    ResponderEliminar
  2. =) tienes tu blog bloqueado, hasta que no quites lo del perfil no me puedo hacer tu seguidora :S

    ResponderEliminar