martes, 5 de octubre de 2010


Anoche, sin venir a cuentas, me paré a pensar en la temperatura de mi cuerpo y en la del tuyo. En la temperatura que formaríamos juntos.
Pensé que después de hacer el amor enredaríamos los pies y, juntos, nos fundiríamos en un sinfín de temperaturas, ardientes y heladas, llenas de amor y de pasión...





Y que amanezcas con la marca de mi carmín en la cara...

9 comentarios:

  1. Eso no lo dudes estoy dispuesto. Muy original entrada, escribes precioso. beso

    http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Jajaja un poco subidita la entrada, pero me encantaaa! Es muuy romantico (L)

    ResponderEliminar
  3. jajajajja la primera version estaba un poco mas subidita xDD, ya te dije yo k "J" era n buen tema para escribir ;),ya te digo yo k el piso de arriba d salas mla ¬¬ jajajaj
    un beso inesita
    (k por cierto no se pasa por alto la etiketade "proposito del dia...")jaja
    te kieroo

    ResponderEliminar
  4. Y quiero que nuestras temperaturas se complementen...

    ResponderEliminar
  5. oooh, que bien conseguidoo... me encanta como escribes
    te sigoo :)

    ResponderEliminar
  6. Que triste encontrar nuestros cuerpos tan fríos ante la ausencia de caricias, ¿verdad?

    Te entiendo.

    Besos!

    ResponderEliminar