lunes, 4 de abril de 2011

Cuando una mujer se nos mete en el corazón difícilmente se la puede desterrar de él. Es como la brizna de manzana que se introduce entre los dientes. Ni el recurso de arrancarla con un trozo de celofán de un paquete de cigarrillos da resultado.



(En todos los casos, se puede cambiar "mujer" por "hombre"...¿verdad?)

3 comentarios:

  1. en todos los casos, es dificl traerla dentro del corazon por que de ahi se te mete en la cabeza =S

    ResponderEliminar
  2. y cuando quieres sacarla y dejarla fuera te das cuenta de que es demasiado tarde...

    ResponderEliminar
  3. Difícil, pero no imposible. Aunque a veces cueste demasiado.

    ResponderEliminar