sábado, 28 de mayo de 2011

Sombras

Se desvaneció en el lavabo mientras que su madre pedía ayuda a las enfermeras.
Lo único que percibía eran las sombras que se adentraban en la habitación y el leve sonido que transmitía el suero al traspasar la vía intravenosa.
La sentaron en la silla de ruedas al mismo tiempo que sus ojos, enloquecidos por el pánico, se cerraban.
Los minutos siguientes fueron caóticos: médicos entraban y salían de la habitación con diferentes artilugios. Su madre, invadida por el miedo, preguntaba qué estaba pasando, pero de la boca de los médicos solo salían los nombres de los artilugios junto con una frase:"Vuelve, no te vayas, vuelve, abre los ojos". [...]

Yo estaba allí, en un ángulo apartado del campo de visión de los demás. No sabía qué hacer, podía elegir esa tranquilidad que se apoderaba de mis sentidos o volver, como tanto me imploraban. Entonces fue cuando la miré, vi la palidez que enmarcaba su rostro, la debilidad del "boom boom" de ese inquieto corazón...
Me acerqué a ella y despidiéndome de la esa nueva tranquilidad que tanto había deseado, regresé.

5 comentarios:

  1. Un texto precioso, me ha encantado, aunque te deja con la intriga de ¿Que pasara despues?
    ;)
    Un besoo

    ResponderEliminar
  2. Después se enfrenta a esa vida que debía continuar.
    Pronto continuaré con el blog de historias, en el que esté capitulo estará, allí verás el porqué y como continúa :)
    http://dondenosllevalavida.blogspot.com/
    Gracias por leerme, Muack!

    ResponderEliminar
  3. Eh! quiero ver como continua :)
    Un beso!
    Mery.

    ResponderEliminar
  4. Hi, muy lindo lo que escribiste, quiero saber como sigue =)

    Me pasaba a saludar.

    Besitos ♥

    ResponderEliminar
  5. Me encantoo!
    Que lindo escribis :D
    Pasate x el mioo: puitasdecolores.blogspot.com
    Un beso!

    ResponderEliminar