jueves, 8 de septiembre de 2011

Aquellos momentos de lluvia en los que corres al lugar más solitario posible solo con un paraguas en la mano y el MP4  todo volumen. Aquellos momentos en los que incluso el latido de tu corazón supera al sonido de la música, ¡incluso puede superar al bramido de los truenos! Aquellos momentos en los que solo te apetece que el tiempo se deje llevar y te acaricie en las arenas de su reloj. Momentos en los que arrojas el paraguas a un lado y, subiendo aún más el volumen  de la música, decides abandonar a la razón y ser parte también de la tormenta, formando círculos discontinuos, volando con los brazos extendidos al son de la lluvia, sintiendo como ésta cala cada una de tus articulaciones, forzándote a alzar la cabeza y observar como aquella maravillosa luna, avergonzada de su belleza, intenta esconderse bajo la lluvia.
Aquella hermosa luna que esa noche me mostraba tu rostro

4 comentarios:

  1. Momentos en los que te dejas llevar y nada más importa.

    Muuá

    ResponderEliminar
  2. Momentos espontañeos, donde manda el corazon.
    Hermoso blog, te sigo ♥ suerte, un beso

    ResponderEliminar
  3. Es simplemente precioso, ,e a encantado tanto el texto como el nuevo diseño :)
    Un beso !
    Mery :)

    ResponderEliminar
  4. Me encantó tu blog, muy original. Te sigo, besos (♥)

    http://manuelaesunhermosolio.blogspot.com

    ResponderEliminar