martes, 27 de septiembre de 2011

Meses melancólicos basados en la esperanza de poder verte y decir un simple: “hola, ¿cómo estás?”

Días de incertidumbre, de preocupación, de soledad. Días de alegría, de nuevos acontecimientos. Días en los que lo que más quería hacer era hablar contigo y contarte todo lo que me ocurría, tanto lo bueno como lo malo. Momentos especiales en los que me mostrabas tu opinión, tu versión de las cosas, tus bromas y tus supuestos celos fingidos.

Te echaba de menos 
Tú y yo, juntos, sabes que vencíamos las peores pesadillas 

3 comentarios:

  1. Es precioso, aveces se echa de menos a esas personas con las que te desahogas ;)
    Un beso !
    Mery! :)

    ResponderEliminar
  2. estuve meses esperando para ese momento y cuando sucedió fue lo peor del mundo... a veces no es bueno echar de menos

    ResponderEliminar
  3. "tu y yo, juntos, sabes que vencíamos las peores pesadillas"
    hermosa frase, me gustó mucho.
    Paso por un momento similar y la verdad es que me gustaría llamarle!
    un abrazo

    ResponderEliminar