sábado, 22 de octubre de 2011



Todo allí es grande. La soledad, con sus mil rumores desconocidos, vive en aquellos lugares y embriaga el espíritu con su inefable melancolía. En las plateadas hojas de los álamos, en los huecos de las peñas, en las ondas del agua, parece que nos hablan los invisibles espíritus de la naturaleza, que reconocen un hermano en el inmortal espíritu del hombre


(Los ojos verdes, Bécker)

3 comentarios:

  1. me gusta mucho el nuevo estilo delblog, la cabezera es genial.
    La entrada es espectacular, es super bonita, si la has escrito tu escribes genial .Y me gusta la ultima frase, lo rompes!

    XOX
    Minerva

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por aquel comentario en mi blog, y perdón por haber tardado tanto en contestar, he tenido problemas con blogger :S
    Lo cierto es que tenías razón en lo que me dijiste, hay veces que utilizo unos adjetivos un poco extraños, en fin, tengo la manía de utilizar la palabra más extraña que conozco para describir algo.

    Por cierto, te sigo. Esta entrada, tan breve pero intensa, me ha dejado sin palabras. Eres, simplemente, genial.
    <3

    PD: ¿Acabo de leer ahí abajo una etiqueta llamada "Vi y Babú"? :3 ¡Otra razón más para seguirte! Adoro a esos personajes, cuando era pequeña los libros de Fairy Oak eran mis favoritos.

    ResponderEliminar
  3. Precioso!!! :DDD

    me ha encantado! que bonita descripción de la naturaleza y el espíritu del hombre

    :DD

    sonrisasdearcoiris.blogspot.com

    ResponderEliminar