domingo, 26 de febrero de 2012

Rodillas frías


Los dedos se deslizaban por mi piel, desgarrándola de toda capa fina o gruesa -de masa-
La desnudaban, rápidamente, la desgarraban con precisión. La envolvían con soledad y tristeza, la alejaban de la confianza y del amor. Tornaban todo con la técnica del esfumato, como si de un lienzo se tratase.
Los dedos se deslizaban por la garganta, presionando en todo aquello que se podía palpar. Simulaban gorgojeos y cánticos parecidos a los de sirenas, horribles, atrayentes a todo aquel que lo escuchara por la belleza que enmascaraba a la horripilación.

6 comentarios:

  1. Qué bonito. Me encanta, es genial, escribes muy bien

    muaak

    ResponderEliminar
  2. Aunque es un poco confuso de entender, hay mucho en cada una de tus palabras. Un gusto haber pasado por aca.
    Saludos, hasta la próxima..

    ResponderEliminar
  3. Ohh me paso por aquí, cuando encuentro un hueco y encuentro estos textos tuyos... me encantan x)
    Un besooo !
    Mery !

    ResponderEliminar
  4. Hermoso.
    La última oración es me encanto.

    ResponderEliminar
  5. Coincido con la señorita de arriba la última oración me encantó.
    Hermoso el texto anterior también :)

    ResponderEliminar
  6. Precioso! Me encantó.
    Besos agridulces *-*

    ResponderEliminar