miércoles, 28 de noviembre de 2012

Arrebatador 2005


Esta noche las estrellas brillarán en el firmamento,
 por ti, por mi.
Los ruiseñores ascenderán de nuevo al cielo,
ofreciéndonos un cántico celestial.
El campo congelará su belleza; los lobos se agruparán para aullar a la luna; y yo,
yo no se donde me encontraré, si meciéndome en los recuerdos de esta
noche sin sabor,
 o navegando en el valle de lágrimas que dejó tu ausencia.

Hoy mi aura no brilla, hoy mis ojos no tienen tu color, 
hoy el frío cala mis huesos, 
hoy tu recuerdo nos mutila intensamente el interior.

Descalza me acerco a la luna, mis pies se enredan entre
las raíces de los árboles, la sangre me brota en forma de lágrimas,
y los suspiros claman, en silencio, mi vacío.


Espero que allí donde estés aprecies todas mis palabras y me sigas cuidando bajo tu manto de estrellas.


2 comentarios: