martes, 12 de noviembre de 2013

De cuando te vi y no eras tú..


Hoy te he soñado, igual que ayer,
ante ayer, y los días anteriores.
Apareces, como un espectro y
te adentras en mi cabeza , 
salpicándome de deseos inalcanzables.

Te beso, nos besamos.
Es un beso extraño, porque en realidad
tú no estás ahí y yo tampoco.
Tan sólo nuestras almas, errantes,
que insatisfechas 
se buscan bajo el fulgor de la noche estrellada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario