martes, 28 de octubre de 2014

Poemas Oscuros V

Ilustración de Naiara F. ,
que aceptó colaborar conmigo en dibujar
lo que este texto le sugería,
 y este es el resultado: "Sin rostro"
-Mirror-

Estoy dentro, en el espejo, pero no me ven.
Siento que me miran, profundamente, a los ojos
 rojos, tan rojos como los tulipanes sangrantes.

No puedo luchar.
Estoy dentro del espejo, pero no me ven,
agarro sus manos y resbalan en el cristal, dejando una huella roja
     rojo tulipán.

Les miro, a través de todos los reflejos.
Uno de ellos debo ser yo misma, pero no me encuentro
El reflejo os sigue, pero no me veis dentro.

Es fácil encontrarse en cualquier cristal.
Yo estoy en el reflejo pero no me veo, os miro. Ahí estáis
Con ojos crispados, observando algo. Nada.


Os miro, las lágrimas resbalan por el espejo, chirriando
Como cristal rallado por garras negras.
Quiero trepar por vuestros ojos; tengo que gritar.

Aquí no amanece, no hay luna, ni sol.
Hay sombras nuevas que susurran lo que os pasa.
Hay muchos cristales rallados; oigo gritos.


Me rodea la penumbra, no hay luz, solo enfermedad
Os miro, cada uno por su lado, irradiáis dolor
Y atraviesa el espejo; enfermedad.

Como un fruto depresivo, me agazapo, rodeo mis rodillas
Os miro a todos, no me veis, yo tampoco me veo.
Pero vuestros ojos están nublados; tengo que gritar.


La piel está enferma, las venas están enfermas,
Los ojos son como tulipanes, de los que la sangre brota
y cae sobre los pies; pedicura barata.

La luz no penetra en el cristal; veo una puerta y rejas.
Se ríen las sombras, y gritan, chirrían más espejos, y gritan.
Miro a través del espejo y os veo.


No hablo, vosotros tampoco. Pero no hay silencio, las sombras están aquí.
Veo enfermedad en vuestros ojos
Nadie abre la boca, pero no hay silencio.

La puerta se abre y entra luz; rebota en mis espejos.
No quiero salir de mi espejo, no deseo oler la enfermedad de los demás.
Ellos me necesitan, al otro lado del cristal.


Las sombras son demasiado ruidosas, huelen a tierra mojada.
Sobre mi cuerpo cae polvo en forma de luz
Tengo que volver a mi espejo, ahora me verán si llevo luz.

Las sombras me devuelven a mi morada de cristal.
He vuelto Oscuridad, pero en el bolsillo llevo luz
Me siento como una cosa sin cuerpo, solo con un poco de luz.


Mis manos rozan el espejo, venís
Tengo para todos, ahora nos podremos ver.
La luz se alza sobre mi cuerpo, cae como la lluvia; quiero gritar.

Todo es un engaño: el silencio y los espejos
No quiero más luz, no quiero volver a veros:
enfermos del cristal.

Puede que tal vez me quede a oscuras. Voy a tragarme las motas de luz
Y explotar, como una caja de cerillas.
Sólo así tal vez podré ser tulipán, y no reflejo en un cristal.


La sangre brota limpia.

(Gracias a Naiara por colaborar.
  Aquí podéis acceder a su página)

No hay comentarios:

Publicar un comentario