miércoles, 4 de febrero de 2015

Este poema pertenece a una serie de Voces

Imagen de Laura Makabresku
“Algunas veces en el sueño nos hablan;
Algunas veces la imaginación las escucha.”
(Kavafis)

Suena profundo un rumor
Que a la hora del reposo brama, violento
Me llama dando coces de caballo en la espalda.

Oigo un susurro que no proviene de las sombras
No lo alcanzo entre las motas de luz.
A la hora de alzarme en la mañana comienza a golpear
Como en sueños el perfume de la marea
Que sumerge el reflejo de las estrellas.

Es un rubor cancerígeno que desgarra las paredes
Encefálicas
Duele en lo más profundo cuando pienso que sigue sonando
Pero
No sé si lo aprecio o es el rastro de un sueño.

Con este ruido turbio regresan los otros ecos
Desde la primera puesta de sol de mi vida
Como la música perdida en la distancia
Del primer sonido de la noche. 

3 comentarios:

  1. ah,qué precioso.. un poema redondo, con imagenes bellisimas..como " me llama dando coces de caballo en la espalda" (maravilloso!)

    ResponderEliminar
  2. Somos ruidos robados al silencio, sin duda.
    Me gusta el poema.

    Besos.

    ResponderEliminar